UANL VISITA SECRETARIA DE DESARROLLO SUSTENTABLE (270)

Capital Natural

La UANL realiza esfuerzos por conservar, y en los casos en que sea posible ampliar las áreas verdes en los campus universitarios, con el fin de que las actividades de la comunidad universitaria se realicen en un ambiente sustentable, considerando estándares internacionales como el proporcionado por la Organización Mundial de la Salud.

Consciente de que el crecimiento de los campus universitarios, eventualmente ejercerá una mayor presión sobre el medio ambiente circundante, la UANL a integrado a sus planes de crecimiento medidas que permitan preservar y en su caso restaurar el capital natural que pudiera ser afectado.

En la actualidad, en tres de los campus universitarios localizados en Monterrey y su área metropolitana (Ciudad Universitaria, Ciencias Médicas y Ciencias Agropecuarias), la proporción de área verde respecto de área gris es de alrededor del 30 por ciento. Por consiguiente, la UANL desarrolla políticas para integrar el concepto de capital natural en las funciones básicas universitarias de educación, investigación y difusión de la cultura, así como lo aplica en la gestión de su patrimonio físico mediante la política de Ecosistemas urbanos universitarios —iniciativa de la Facultad de Ciencias Forestales—, que restituye paulatinamente especies de flora y fauna nativas dentro de las instalaciones universitarias.

 

Cambio Climático

El Cambio Climático es un fenómeno que se define como “Cambio del clima atribuido directa o indirectamente a actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial, y que viene a añadirse a la variabilidad natural del clima observada durante periodos de tiempo comparables” (Convención Marco para el Cambio Climático, 1992).

A lo largo de la historia del planeta tierra, el clima ha tenido cambios considerados naturales, principalmente por variaciones en el equilibrio de la cantidad de radiación solar entrante y saliente, dichas variaciones en este balance se deben a erupciones volcánicas, cambios en la órbita de traslación del planeta, cambios en el ángulo del eje de rotación, los ciclos solares o variaciones en la composición de la atmósfera.

Sin embargo, hoy día se han encontrado datos que señalan a los Gases de Efecto Invernadero (GEI) como responsables de un aumento paulatino en la temperatura promedio mundial, y estos GEI son producto del crecimiento industrial, económico y social de los países.

El efecto invernadero es un fenómeno natural que permite la vida como la conocemos en nuestro planeta, gracias a los GEI en la atmósfera, se mantiene una temperatura global promedio de 15°C,  de no ser así, la temperatura de la tierra oscilaría alrededor de los -18°C.

El aumento en la concentración de GEI en la atmósfera retiene la salida de la radiación reflejada, por lo que aumenta la temperatura de la Tierra.

Se estima que, de acuerdo al crecimiento industrial y poblacional, habrá un incremento de 0.2°C por década en la temperatura promedio global. Este aumento en la temperatura global parece mínimo, sin embargo, es suficiente para alterar la climatología mundial, provocando calores extremos, ondas de calor y precipitación intensa frecuente, ciclones tropicales más violentos, salinización y desertificación en climas secos, los arrecifes y vida marina correrían peligro por calentamiento de agua, las cubiertas de hielo de los polos disminuiría su extensión y por consiguiente el nivel del mar aumentaría.

Todas las actividades humanas generan emisiones de gases de efecto invernadero, desde funciones fisiológicas vitales dónde se emiten dióxido de carbono y metano respectivamente, pasando por acciones domésticas como cocinar, sin dejar a un lado la transportación y las grandes emisiones de las industrias.

De acuerdo con los lineamientos del IPCC, órgano científico técnico de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), cinco son las principales categorías de fuentes emisoras de GEI:

  1. Generación y uso de energía
  2. Procesos industriales
  3. Uso de suelo, cambio de uso de suelo y silvicultura
  4. Agricultura
  5. Desechos (residuos y aguas residuales)

UANL-VISITA-SECRETARIA-DE-DESARROLLO-SUSTENTABLE-944

Acciones de mitigaciones al cambio climático en la UANL

En la realización de sus actividades cotidianas, para cumplir con sus metas sustantivas, la UANL contribuye directamente con todas las categorías de emisión a excepción de la generación de GEI por procesos industriales.

Según datos estadísticos, la generación y el uso de los diferentes tipos de energía es la actividad que contribuye en mayor medida a la generación de los GEI; sin embargo, el uso de energía eléctrica y/o combustibles es indispensable para cualquier organización y no se puede suprimir su uso, es por esto que la UANL busca disminuir su impacto ambiental implementando programas de uso eficiente de la energía y agua; programas de gestión de residuos; además, de dar mantenimiento periódico a sus vehículos para mantener bajas las emisiones y por consiguiente el consumo de combustible. Adicionalmente, la UANL realiza esfuerzos por conservar, y en los casos en que sea posible ampliar las áreas verdes en los campus universitarios, con el fin de que las actividades de la comunidad universitaria se realicen en un ambiente sustentable, considerando estándares internacionales como el proporcionado por la Organización Mundial de la Salud, además, de promover la observancia de marco normativo vigente en materia del cuidado de medio ambiente natural. Debido a lo anterior, actualmente la UANL, tiene bajo su resguardo un área superior a los 26 millones de m2, ocupada con vegetación original, en donde se almacenan más de 119 mil Toneladas de Carbono, correspondientes a un poco más de 439 mil Toneladas de CO2 equivalente, que se encuentran bajo un esquema de manejo sustentable, con el fin de preservar el Capital Natural con el que cuenta la Institución, además de servir para compensa de manera considerable las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de sus operaciones cotidianas, logrando obtener un balance positivo de 395’403,422 kg de CO2 equivalente.

tabla carbono campus 2015

Tabla Carbono Almacenado