El cultivo de peces nativos en México es una actividad que aún se considera como incipiente, pero que está cobrando cada vez mayor importancia, debido a los problemas ocasionados por la introducción de especies exóticas. En este aspecto, la piscicultura es una tecnología empleada para la producción de organismos a través de la cual es posible aprovechar eficientemente los recursos hídricos de las diferentes regiones del mundo. En México, esta actividad gira alrededor de unas pocas especies, en su mayoría introducidas, como las tilapias, carpas, bagres, lobinas entre otras, por lo que la mayor parte de los cultivos que se han desarrollado en nuestro país son del tipo dulceacuícolas a través de la adaptación de tecnologías desarrolladas en otros países.