En los últimos años, la Universidad Autónoma de Nuevo León ha realizado un importante esfuerzo para promover el uso eficiente de la energía en todos sus Campus, lo que le ha permitido lograr importantes resultados expresados en ahorros energéticos y económicos.

Durante los últimos seis años, la población estudiantil de la UANL se incrementó en un poco más del 45%, pasando de 133,000  en el 2010 a 184,000 alumnos en el 2015; sin embargo, el consumo de energía no sufrió un incremento importante, ya que durante este mismo periodo el consumo per cápita de energía  pasó de 601 en el 2010 a 496 kwhr/cápita (kilo watt-hora / cápita) en el 2015. Estos resultados, han sido posibles gracias a las acciones que la UANL lleva a cabo a través de un programa permanente de Concientización y Cultura del uso de la energía, que tiene como propósito reducir el consumo de energía a través de practicas adecuadas de uso de la energía, y el equipamiento de áreas con dispositivos de iluminación y climatización de alta eficiencia energética, Adicionalmente en el transcurso de los últimos cuatro  años la Secretaría de Investigación, Innovación y Sustentabilidad emitió cinco lineamientos técnicos para promover el uso eficiente de la energía,  que soportan, orientan y evalúan las políticas y recomendaciones que se aplican en cada una de las dependencias universitarias.

Por otra parte, a pesar de que el porcentaje de uso de energías renovables se encuentra en un proceso de implementación inicial, debido a el largo tiempo de retorno de la inversión económica que este tipo de proyecto requiere, distintas dependencias universitarias han implementado sistemas de generación de energía eléctrica y calorífica a través de sistemas termosolares o bien de aerogeneración.

Adicionalmente, en la actualidad la UANL realiza las consultas administrativas y legales para poder abastecerse de energía generada por métodos renovables a un menor costo y con enormes beneficios ambientales.