Dr. Sergio Fernández Delgadillo,
Secretario de Desarrollo Sustentable, UANL.
.

Si tiras tus aparatos electrónicos a la basura, lo más seguro es que terminen en basureros a cielo abierto.

Sin darnos cuenta, al tirar los desechos electrónicos a la basura podemos provocar graves consecuencias al medio ambiente. Por ejemplo, al mezclar los aparatos electrónicos en basureros se producen lixiviados, resultantes de la combinación entre basura, metales pesados y desechos, tanto orgánicos como inorgánicos, que van permeando en los mantos acuíferos, contaminándolos con plomo, mercurio, platino o arsénico y plásticos  que contienen retardantes de flama y bromuros (PBDEs, por sus siglas en inglés). Como consecuencia de lo anterior, este tipo de residuos peligrosos, terminan por contaminar el agua que usamos y bebemos, lo cual puede provocar daños neurológicos, respiratorios, cardiovasculares, hepáticos, renales, deformaciones, osteoporosis y deformaciones en los huesos y cáncer entre otras afectaciones, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las televisiones analógicas contienen en su interior  fósforo y óxido de plomo. Una televisión de más de 21 pulgadas tiene más de un kilo de óxido de plomo, que es un metal pesado bastante dañino y afecta a todos los órganos del cuerpo.  El óxido de plomo, se encuentra en la parte de vidrio al interior de los aparatos, que se conoce como cinescopio, misma que representa 80% del peso total del televisor. Este metal es altamente tóxico para el ser humano y los animales.

apagón analógico

EFECTOS NOCIVOS DEL PLOMO SOBRE LA SALUD

  • Los síntomas de una intoxicación con plomo incluyen anemia, fatiga, dolor de cabeza, insomnio, hipotensión y pérdida de peso. Pueden presentarse también disturbios gastrointestinales y manifestaciones más severas como daño al sistema nervioso y a los riñones.
  • Físicamente se observa palidez, malnutrición, inflamación estomacal y una línea azul oscura en las encías, pero sólo en el caso de una higiene dental pobre. También se presentan problemas neuromusculares, acompañados de fatiga motriz, la cual va progresando hasta convertirse en parálisis.
  • Los efectos tóxicos del plomo pueden ser más pronunciados en el feto, por lo que las mujeres embarazadas deben tener cuidado especial al exponerse a este producto. Se puede provocar incluso la muerte del mismo.
  • El plomo tiene graves consecuencias en la salud de los niños. Si el grado de exposición es elevado, ataca al cerebro y al sistema nervioso central, pudiendo provocar coma, convulsiones e incluso la muerte. Los niños que sobreviven a una intoxicación grave pueden padecer diversas secuelas, como retraso mental o trastornos del comportamiento.
  • La exposición al plomo también puede causar anemia, hipertensión, disfunción renal, inmunotoxicidad y toxicidad reproductiva. Se cree que los efectos neurológicos y conductuales asociados al plomo son irreversibles.

Un televisor analógico en casa no genera ningún tipo de daño, pero a la intemperie puede llegar a ser una fuente importante de contaminación. Más de 100 toneladas de plomo que se dispersarán por todos lados.

LOS TELEVISORES ANALÓGICOS NO SON EL ÚNICO PROBLEMA.

Aunque México es un país con más de la mitad de la población en condiciones de pobreza, las cifras sobre el uso de aparatos electrónicos son pasmosas. Por ejemplo, en este país ocho de cada 10 personas tienen un celular o línea fija. La razón es que cada vez es más accesible comprar estos aparatos, además de que la cultura del consumismo ha hecho que busquemos tener siempre lo más novedoso y se van desechando aparatos que, con suerte, luego son aprovechados por otras personas.

Sin embargo, el crecimiento de la basura electrónica en México es alarmante; según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en solo 7 años se triplicó la cantidad de este tipo de basura en el país: en 2007 se recolectaban 289 mil toneladas de basura electrónica y actualmente se desechan unas 941 mil 700. Lo más inquietante es que en el país los niveles de reciclaje son mínimos. Son muy pocas las colonias que recogen la basura separada y muchas veces los habitantes que lo hacen se sienten frustrados al saber que en los camiones recolectores volverán a mezclarse sus desechos.

Actualmente, cada mexicano produce entre 3 y 5kg de esta basura al año, lo que equivaldría a llenar tres veces el Estadio Azteca con una capacidad para más de 100 mil personas.

La ONU (Organización de las Naciones Unidas) explica que es indispensable cambiar nuestra manera de consumir, así como de recolectar, procesar y reciclar basura electrónica. La mejor manera de empezar es que los consumidores quieran reducir el impacto ambiental de los productos electrónicos que consumen al fijarse en el precio, comprar lo indispensable (sin excesos), analizar el producto en función de su posible reparo, los años de vida útil, quién se encarga si se estropea, etcétera. Esto fomenta entonces la responsabilidad en la gestión de la basura electrónica, formando entonces su competitividad en el mercado.

PERO ENTONCES ¿QUÉ HACER?

Si usted vive en el área metropolitana de Monterrey y tiene un buen televisor analógico manténgalo en funcionamiento mediante el uso de una antena y un “Convertidor Digital” en el mercado los hay de varias marcas y precios accesibles. Con él usted podrá ver los canales digitales 2.1, 4.1, 4.2, 6.1, 7.1, 10.1, 12.1, 12.2, 12.3, 12.4, 12.5, 22.1, 34.1, 35.1, 51.1, 51.2, 51.3, 51.4, 51.5. Un total de 19 canales con programación para todos los gustos, de hecho son los mismos canales que se pueden sintonizar sin el convertidor con una pantalla LED ó LC.

Si usted desea desechar un televisor, pero también una computadora, un teléfono celular o cualquier otro aparato (radios, teléfonos fijos, cables de conexión, cargadores, cámaras digitales, multifuncionales, bocinas electrónicas,  hornos de microondas, lámparas LED, etcétera), espere a que las autoridades estatales (Secretaría de Desarrollo Sustentable) o Federales (SEMARNAT) le indiquen las fechas en que se realizarán eventos de recolección de equipos electrónicos para posteriormente llevar a cabo el reciclaje de sus partes útiles y el adecuado confinamiento de las sustancias peligrosas que contienen.

¡ESPERA UN POCO, NO LA TIRES POR AHORA!

¡CUIDA EL  MEDIO AMBIENTE PARA CUIDARTE A TI MISMO!

FUENTES: Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización de las Naciones Unidas (ONU).