Dr. Alfonso Martínez Muñoz

Director Ejecutivo del OCCAMM

DESCRIPCIÓN DE LA PROBLEMÁTICA.

 

En el Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey OCCAMM (https://www.facebook.com/ObservatoriodelaireMty/), pretendemos influir para que tengamos un transporte menos contaminante, una buena política de vivienda que reduzca el crecimiento horizontal, hogares con eficiencia energética, generación de energía e industria limpia, y una mejor gestión de los residuos municipales previniendo así la quema de basura. Mediante estas modificaciones será posible que se reduzcan las emisiones de contaminantes a la atmósfera. Para modificar estas políticas es necesario valorar y tomar en cuenta los impactos negativos (a la salud, ambientales, sociales y económicos) que las políticas actuales tienen. Por ejemplo, ¿Cuánto está contribuyendo a la contaminación atmosférica el crecimiento horizontal de la metrópoli lo que incrementa la necesidad de nuevos autobuses entre otros factores?, o ¿Cuáles son los efectos económicos y sociales que esta política tiene para quienes viven es las áreas apartadas o para toda la comunidad? Si estos impactos no son tomados en cuenta en el momento de las nuevas decisiones, se corre el riesgo de que una política o una inversión determinada terminen teniendo más impactos negativos que impactos positivos para la sociedad.

La contaminación atmosférica tiene grandes impactos negativos a la salud pública. Obviamente las afectaciones a la salud pública terminan siendo al mismo tiempo afectaciones económicas, ya sea para los individuos o las familias afectadas, o bien para el sistema de salud o para el sistema productivo. Hasta ahora en el caso de la contaminación atmosférica en nuestro estado se ha trabajado solamente en medicina asistencial (esto es atendiendo a los enfermos), y no en medidas relacionadas con la prevención de la aparición de las afectaciones; lo cual resulta mucho más costoso.

contaminacion en mty

AFECTACIONES DE LA CONTAMINACIÓN.

En México las investigaciones científicas sobre las afectaciones de la contaminación atmosférica a la salud pública y a la economía son muy escasas. En el Área Metropolitana de Monterrey no se han realizado investigaciones relacionadas con el impacto a la salud pública de la contaminación atmosférica.

En el año 2005, investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), estimaron que se podrían evitar gastos por pérdida de productividad y afectaciones en la salud de alrededor de 895 a 1346 millones de dólares anuales si se redujera 10% la media anual de concentración de partículas menores a 10 micras en el Área Metropolitana de Monterrey (1).

El Dr. Horacio Riojas y el equipo de trabajo del Instituto Nacional de Salud Publica realizaron un estudio donde calcularon para el año 2010 alrededor de 2,700 muertes prematuras provocadas por el efecto de la contaminación atmosférica en el Área Metropolitana de Monterrey (Dr. Horacio Riojas, comunicación personal, 19 de junio de 2018).

En Guadalajara Jalisco se encontró una correlación significativa entre el incremento en las concentraciones de monóxido de carbono y de bióxido de nitrógeno, con el incremento de las consultas mensuales de niños menores de cinco años que presentaban infecciones respiratorias (2)

En Ciudad Juárez Cihuahua se realizó una investigación que buscaba determinar si existía una asociación positiva entre los niveles de partículas menores a diez micras (PM 10) y ozono con el número de consultas en el servicio de urgencias por enfermedades respiratorias. Respecto a las enfermedades respiratorias altas se encontró un aumento de 2.95% por cada aumento de 20 microgramos por metro cubico de aire de PM 10. Además, se encontró una asociación positiva en general entre el número de consultas de asma y enfermedades respiratorias con el aumento en la concentración de partículas menores a diez micras. Finalmente se determino un efecto sinérgico entre el ozono y la PM 10 (3).

Una investigación reciente realizada con millones de personas que habían vivido de los 76 a los 85 años en una de las 50 ciudades capitales de los Estados de la Unión Americana determino que por cada microgramo de incremento en la concentración de partículas menores a 2.5 micras en la media anual del aire de estas ciudades, el porcentaje de personas con diagnóstico de demencia a los 85 se incrementaba en un 1.02% (2). Los niveles máximos de las medias anuales de partículas menores a 2.5 micras registrados en esta investigación fueron cercanos a los 13 microgramos por metro cubico de aire.  En el Área Metropolitana de Monterrey la media anual de partículas menores a 2.5 micras en 2015 según el último reporte del Instituto de Ecología y Cambio Climático que incluye este dato fue de 26 microgramos de PM 2.5 por metro cubico de aire (3). Si la relación (contaminación por PM2.5/demencia) que se encontró en la investigación estadunidense se mantuviera constante y se aplicara en el Área Metropolitana de Monterrey nosotros tendríamos alrededor de 20% más casos de demencia a los 85 años que cualquier ciudad capital de los Estados Unidos. Claro que aquí la mayoría de los casos de demencia no se diagnostican por lo cual paradójicamente en las estadísticas podemos estar mejor. La investigación estadunidense concluyó que los costos asociados a las malas decisiones económicas que toman las personas con diagnóstico de demencia a los 85 años provocado por la inhalación de partículas menores 2.5 micras en los últimos 10 años, ascendía a 150 mil millones de dólares anuales. Estos resultados demostraron que los Estados Unidos requerían hacer más estricta la política de reducción de la contaminación atmosférica.

Otra investigación reciente donde se evaluaron más de 146 mil personas en el Estado de Utah en los EEUU vinculó los picos de contaminación de partículas menores a 2. 5 micras con un incremento significativo en la incidencia de enfermedades agudas en las vías respiratorias bajas de personas de todas las edades (4). Muchos de los casos de infecciones respiratorias que están sufriendo niños y adultos en el Área Metropolitana de Monterrey se explican seguramente también por la contaminación atmosférica.

cubrebocas

CONCLUSIONES.

Modificar las políticas que han establecido la forma como se ha venido desarrollando el Área Metropolitana de Monterrey, y que han provocado entre otros impactos negativos la elevada contaminación atmosférica, no es una tarea sencilla. Es forzoso que estos impactos negativos a la salud y a la economía se incluyan en las discusiones de los nuevos proyectos de otra manera seguirá la comunidad asumiendo los costos de las externalidades.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1.  Villa, V., Andara, G. G, Reyna, R. and Mejía, G. (2008). Economic benefits of PM10 reduction in the MMA. Proceedings of the A&WMA’s 101th Annual Conference and Exhibition. Portland, Oregon. June 24–27.
  2. Ramirez-Sanchez, Hermes UlisesAndrade-Garcia, María DoloresGonzalez-Castañeda, Miguel Ernesto , Celis-De La Rosa, Alfredo de Jesús. (2006). Contaminantes atmosféricos y su correlación con infecciones agudas de las vías respiratorias en niños de Guadalajara, Jalisco. Salud pública Méx, vol.48, n.5, pp.385-394. ISSN 0036-3634.
  3. Hernández, Leticia; Téllez, Martha Ma.; Sanin, Luz Elena; Lacasaña, Marina; Campos, Armando; Romieu, Isabelle. (2000). Relación entre consultas a urgencias por enfermedad respiratoria y contaminación atmosférica en Ciudad Juárez, Chihuahua Salud Pública de México, vol. 42, núm. 4, julio-agos, 2000 Instituto Nacional de Salud Pública Cuernavaca, México.
  4. Bishop K. C., Ketcham J.O. Kuminoff N.Y. (2018). Hazed and confused: The effects of air pollution on dementia. NBER, Working papers series. 65pp.
  5. Informe Nacional de Calidad del Aire 2015, México (2016) Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, 174 pp.
  6. Horne et al. (2018). Short term elevation of fine particulate matter air pollution and acute lower respiratory infection. American Journal of Respiratory and Critic Care Medicine Vol. 198. No. 6. 39pp.