Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), se han incorporado a la educación presencial como una importante herramienta didáctica, además de propiciar el surgimiento de la educación digital, que se define como la “modalidad educativa que comprende una situación formal de enseñanza-aprendizaje, donde docente y el educando se encuentran en una dimensión temporal-espacial distinta, por lo que su relación se establece a través de diferentes medios y modelos de comunicación, de tal forma que facilite la transmisión y la recreación del conocimiento, con posibilidad de diálogo e interacción entre ambos actores”.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), entre los principales objetivos de la educación digital, se encuentran: proporcionar igualdad de oportunidades para el acceso a la educación; cubrir la demanda educativa que la educación presencial no atiende debido a la falta de recursos físicos, académicos y económicos; permitir el acceso a la educación a las personas con dificultades económicas, geográficas, laborales, entre otros; además de propiciar una educación permanente que permita a las personas enfrentar los retos del mundo cambiante con información y conocimientos actualizados a través del “aprender a aprender”, y respetar las características, necesidades, condiciones e intereses individuales de cada participante.

En una sociedad sustentable el uso de los recursos naturales no debe rebasar su tasa de renovabilidad, con el fin de que las áreas sujetas a aprovechamiento puedan recuperar su estado original de forma natural, lo que supone usar menos para producir lo mismo. En este marco, es donde se inscribe la educación digital, contribuyendo en la construcción de una sociedad más sustentable, donde el diseño instruccional propicie procesos de enseñanza y aprendizaje a través de las TIC con una educación de alta calidad, sin requerir de la construcción de infraestructura utilizada en la modalidad presencial, además de propiciar un uso adecuado de la energía, materiales, combustibles y tiempo en beneficio de la institución y los estudiantes.

Durante el 2017, un total de 8,545 alumnos realizaron estudios universitarios inscritos en alguno de los programas de Educación Digital que actualmente se ofrecen en la UANL, dentro de los que se encuentran el bachillerato general en 2 Preparatorias con bachillerato general a distancia y 17 preparatorias con bachillerato general mixto; a nivel superior se ofrecen 4 programas completos (Licenciaturas en Ciencias del Ejercicio, en Derecho y Criminología, en Enfermería y en Psicología) y a nivel posgrado se ofrecen 3 programas completos (Maestrías en Actividad Física y Deporte, en Ciencias de Enfermería y en Docencia de Nivel Medio Superior).

Adicionalmente, la UANL cuenta con una plataforma Institucional, que promueve el uso de las TIC y las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) en los procesos educativos:

Nexus: Una plataforma virtual que facilita la colaboración entre alumnos y maestros en el proceso de enseñanza y aprendizaje en las modalidades presencial, a distancia y mixta, que en el 2017 atendió a 152,141 estudiantes.

VirtUANL: Es el sistema de aprendizaje en línea que permite que los estudiantes elijan durante su trayectoria, en la universidad, entre las diferentes modalidades, pudiendo combinar en un mismo semestre unidades de aprendizaje presenciales, mixtas o en línea, de acuerdo a sus necesidades y preferencias, teniendo acceso a los cursos asignados a cualquier hora y lugar desde una computadora, Tablet o Smartphone con accceso a internet.

 

Beneficios ambientales del programa de Educación Digital

El programa de Educación Digital (ED) de la UANL, además de contribuir en la formación de recursos humanos de alta calidad técnica y humanística que requieren el desarrollo económico y social del estado de Nuevo León y el país, apoya uno de los objetivos primordiales de la Sustentabilidad que consiste en garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para toda aquella persona que lo solicite, sin importar su condición económica y social.

Adicionalmente, el programa de ED evitar la generación de Gases Efecto Invernadero (GEI), gracias a que los estudiantes inscritos en el programa evitan trasladarse, utilizando vehículos automotores que funcionan a base de combustibles fósiles, a los campus universitarios para recibir instrucción académica, además de generar importantes ahorros de energía eléctrica que es utilizada en la iluminación artificial y climatización de los salones de clases, adicionalmente generan ahorros en el uso de gas y agua.

En el 2017 se calcula que gracias al programa de Educación a Distancia, la UANL dejó de emitir 7,990 toneladas de CO2 equivalente lo que le permitió bajar la huella de carbono que genera con la realización de sus actividades académicas. Esto a pesar de que su matrícula estudiantil continúa creciendo año con año.