La seguridad y la higiene aplicadas a los centros de trabajo, tiene como objetivo salvaguardar la vida y preservar la salud y la integridad física de los trabajadores, por medio del dictado de normas encaminadas tanto a que les proporcionen las condiciones para el trabajo, como a capacitarlos y adiestrarlos para que se eviten, en la medida de lo posible, enfermedades y accidentes laborales.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada día mueren 6,300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo lo que representa más de 2.3 millones de muertes por año. Por otra parte, anualmente ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo, muchos de los cuales trascienden en ausentismo laboral. El costo de esta adversidad diaria, es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4 por ciento del producto interior bruto global de cada año. Los empleadores tienen que hacer frente a costosas jubilaciones anticipadas, la pérdida de personal calificado, absentismo y elevadas primas de seguro, debido a enfermedades y accidentes relacionados con el trabajo. Sin embargo, muchas de estas tragedias se pueden prevenir a través de la puesta en marcha de una sólida estrategia de prevención, la adecuada utilización de información y de prácticas de inspección. Las normas de la OIT sobre seguridad y salud en el trabajo proporcionan instrumentos esenciales para que los gobiernos, los empleadores y los trabajadores instauren dichas prácticas y prevean la máxima seguridad en el trabajo.

En el caso de las Instituciones de Educación Superior (IES), la seguridad e higiene representa una excelente área de  oportunidad debido a que en algunas de ellas se llevan a cabo actividades similares a las de la Industria, dado que poseen laboratorios, talleres, imprentas, entre otras áreas en los que alumnos, profesores y personal administrativo, están expuestos a riesgos y/o accidentes que pueden causar daños a su salud o su integridad física. Por lo que es necesario que las instalaciones de la IES, sean revisadas y evaluadas periódicamente, con el fin de detectar dichos riesgos y poder prevenir su expresión evitando con esto el surgimiento de accidentes.

La Secretaría de Investigación, Innovación y Sustentabilidad a través de la Dirección de Gestión Ambiental y Seguridad Operativa, en el año 2015 concluyó el programa  de visitas técnicas para verificar aspectos de medioambiente y seguridad operativa en las 26 facultades y 29 preparatorias de la UANL, así como 33 cafeterías ubicadas en distintas dependencias universitarias.

Entre los puntos más relevantes que se revisaron destacan: tipo y cantidad de extintores, señalamientos de seguridad, rutas de evacuación, salidas de emergencia, puntos de reunión, planes de contingencias, manejo y almacenamiento de sustancias químicas y residuos, hojas de seguridad, condiciones de las instalaciones eléctricas, entre otras.

Para dar continuidad a lo anterior, en el mes de Abril del 2016 se inició el proceso de seguimiento a las visitas técnicas en 10 facultades y 3 preparatorias técnicas, con el fin de evaluar el grado de atención que las dependencias universitarias han realizado a las recomendaciones que se les hicieron.

Durante el presente año, se inició la primera etapa de visitas técnicas a Institutos y Centros de Investigación teniendo un total de 30 dependencias visitadas hasta el mes de Junio.

Al concluir las visitas correspondientes se entregaron informes con recomendaciones que sirven como base para elaborar programas de medio ambiente y seguridad en cada dependencia académica, los cuales se basan en las normas oficiales mexicanas vigentes, como por ejemplo la Norma Oficial Mexicana  NOM-018-STPS-2015 que establece un sistema armonizado para la identificación y comunicación de peligros y riesgos por sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo.

Esta norma contiene información como los pictogramas, que sirven para identificar los riegos por el uso de distintos tipos de sustancias químicas, además de la descripción de la Hoja de Datos de Seguridad (HDS).

 

La HDS es considerada el acta de nacimiento de los reactivos químicos dada la información completa y relevante que en ella se encuentra y que sirve como base para el desarrollo de programas de comunicación de peligros y riesgos en los centros de trabajo, y contiene la siguiente información:

  1. Propiedades físicas y químicas de las sustancias.
  2. Los síntomas y problemas de salud que pueden causar al estar expuestos a las sustancias químicas.
  3. Primeros auxilios.
  4. El equipo de protección personal recomendado, como guantes, lentes de seguridad o respiradores.
  5. Los procedimientos adecuados para limpiar los derrames.

Otro aspecto importante dentro de la seguridad en los centros de trabajo es la estandarización de los señalamientos ya que sirven de apoyo para la identificación y comunicación de los riesgos que pueden existir en las diferentes áreas, esto con el fin de evitar accidentes, daños a la salud y al ambiente. Por lo anterior, todas las dependencias académicas y administrativas de la UANL, actualmente se encuentran atendiendo este rubro tomando como base lo establecido en la NOM-026-STPS-2008 “Colores y señales de seguridad e higiene, e identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías”.En esta norma se encuentran las diferentes señales de seguridad, como las que se muestran a continuación:

Protección Civil

La UANL cuenta con la Dirección de Prevención y Protección Universitaria, la cual tiene entre otras funciones, implementar el Plan de Contingencias dentro de las áreas y recintos universitarios y coordinar e impartir los cursos de capacitación tanto del personal adscrito a la misma como a la comunidad universitaria en las cuatro áreas de protección civil: combate contra incendios, búsqueda y rescate, primeros auxilios y evacuación.

Por todo lo anterior resulta trascendente que en una Institución de Educación Superior como la UANL siendo un importante centro de trabajo donde diariamente acuden miles de personas (alumnos, profesores y empleados) se desarrollen acciones encaminadas a proteger la salud y la integridad física de las personas, así como promover prácticas sustentables para el cuidado del ambiente.

2.1 Lineamientos técnicos de seguridad operativa