El relleno sanitario es una obra de ingeniería destinada a la disposición final de los residuos sólidos (basura), los cuales utilizan áreas de terreno muy amplias donde se realizan excavaciones llamadas celdas o trincheras, bajo condiciones controladas que minimizan los efectos adversos al ambiente y disminuyen los riesgos a la salud de la población.

Dependiendo del tipo y del carácter de los materiales contenidos en los residuos y de las condiciones ambientales que se presenten (humedad, oxígeno disponible, temperatura, pH, entre otros factores) el proceso de descomposición varía, debido que al colocar los residuos en un relleno sanitario, estos experimentan importantes cambios biológicos, químicos o físicos simultáneamente, por ejemplo la descomposición de la materia orgánica putrescible en condiciones anaerobias, genera el gas metano también conocido como biogás, además de ciertos líquidos potencialmente tóxicos conocidos como lixiviados.

El estado de Nuevo León cuenta con diversos rellenos sanitarios, siendo el de mayor capacidad el Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos Sólidos (SIMEPRODE) ubicado en el Municipio de Salinas Victoria N.L., que es administrado por el Gobierno del Estado y el cual actualmente procesa aproximadamente 5 mil tonelada diarias de residuos.

SIMEPRODE fue inaugurado en el año 2003 y a la fecha se estima que han sido confinados 19 millones de toneladas de residuos. Cabe señalar que dicho lugar cuenta con una planta clasificadora donde los residuos reciclables (vidrio, aluminio, cartón, papel, plásticos  y acero) son separados antes de ser llevados a las celdas de confinamiento. Por otra parte, el biogás (compuesto de metano y dióxido de carbono) que se produce como resultado de la degradación de los residuos orgánicos, es conducido a través de un sistema de tuberías especiales hacia una planta donde es utilizado para generar energía eléctrica, que es utilizada para alimentar parte del sistema de alumbrado público de los municipios Apodaca, Escobedo, Guadalupe,  Monterrey,  San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza  Garcia y Santa Catarina, además de las oficinas del Gobierno del Estado de Nuevo León, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, el mismo SIMEPRODE, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de N.L., la Auditoria Superior del Estado de Nuevo León y el Parque Fundidora, además del sistema colectivo de transporte Metrorrey.

Debido a sus características y eficiencia con la que trabaja SIMEPRODE es considerado actualmente un proyecto único en su tipo a nivel nacional y latinoamericano, que además de confinar adecuadamente los residuos sólidos que se generan en la ciudad de Monterrey y su área Metropolitana, evita la liberación de Gases Efecto Invernadero (GEI) que provocan el calentamiento global.