La movilidad es una práctica que involucra el desplazamiento de personas de un sitio a otro, ya sea a través de sus propios medios de locomoción o utilizando algún tipo de trasporte. De tal forma, que esta actividad representa una necesidad de la población, pero también es un derecho que debe de ejercerse con responsabilidad, debido a que involucra el consumo de recursos naturales a gran escala y la generación de contaminantes a la atmósfera, en los casos en los que son utilizados vehículos que utilizan combustibles fósiles.

La movilidad sustentable implica la aplicación de estrategias encaminadas a mitigar la congestión vehicular y la contaminación atmosférica, mejorando las opciones de movilidad y accesibilidad, a través de una planeación estratégica integral que fomente la utilización de medios alternos de desplazamiento como el transporte público, el uso de vehículos no motorizados y transitar a pie, todo esto procurando lograr el menor costo posible y la reducción de impactos sociales, económicos y ambientales.

Los campus universitarios son espacios físicos en los que confluye una gran cantidad de personas diariamente desde distintos puntos, generando necesidades específicas de movilidad. Una de ellas es el ingreso y estacionamiento de vehículos, particulares o de transporte público, además de la gran cantidad de peatones que se desplazan dentro de los espacios universitarios. Estas situaciones han propiciado que las universidades emprendan acciones para planificar y mejorar su sistema de transporte dentro de los campus, de tal forma que se atiendan las necesidades de desplazamiento de la comunidad universitaria, al mismo tiempo que se reduzca el uso de vehículos motorizados.

La Universidad Autónoma de Nuevo León ha implementado diversas estrategias para evitar el uso de vehículos en sus campus, dentro de las que se encuentran las siguientes:

  • Construcción de andadores peatonales sombreados
  • Construcción de andadores peatonales en áreas arboladas
  • Sistema de transporte público gratuito intercampus “Tigre Bus”
  • Programa de uso de bicicletas en campus
  • Parque vehicular
  • Programa de seguridad en campus

dia-2-39

Andadores peatonales

Una estrategia de movilidad sustentable que se ha fortalecido en los últimos años es la construcción de andadores peatonales sombreados dentro del campus de Ciudad Universitaria, con el objetivo de incentivar a la comunidad universitaria a desplazarse entre las distintas dependencias y facultades sin necesidad de utilizar vehículos, disminuyendo los problemas de congestionamiento en horas pico.

En el campus de Ciudad Universitaria el trayecto más distante entre dependencias universitarias es de 2 kilómetros, que en promedio se recorren a pie en aproximadamente 25 minutos, un tiempo que se considera razonable.

Actualmente se cuenta con 2.15 kilómetros de andadores peatonales sombreados en el campus de Ciudad Universitaria, que se encuentran distribuidos en zonas estratégicas en donde se presenta la mayor movilidad estudiantil. Adicionalmente, los trabajos de arborización de las áreas verdes ubicadas al interior del campus que se han venido realizando desde hace varios años, han permitido contar con zonas arboladas que brindan espacios de sombra amplios a los andadores peatonales que se encuentra asociados a este tipo de espacios.

Tigre Bus

El sistema de transporte Tigre Bus, inició su operación el año 2008 y en la actualidad cuenta con 10 unidades de transporte distribuidas entre los cuatro campus del Área Metropolitana de Monterrey (Ciudad Universitaria, Mederos, Ciencias de la Salud y Ciencias Agropecuarias) y realizan alrededor de 220 recorridos diarios, lo que permite brindar servicio de transportación gratuita a más de 2,138,000 estudiantes anualmente.

tabla1

El servicio funciona de lunes a viernes, en un horario de 6:30 a 21:40 horas, lo que permite asegurar el desplazamiento seguro y cómodo de los estudiantes dentro de los campus y hacia los paraderos de transporte público.

Dentro de los cuatro campus, el servicio se traslada a través de circuitos que en promedio miden 2 km, los cuales cuentan con paradas señalizadas, establecidas estratégicamente en los puntos de mayor confluencia de estudiantes, y además de los recorridos intramuros que realiza dentro de los campus, este servicio permite conectar a los estudiantes con los diversos paraderos de transporte público, tanto de autobuses como con los sistemas estatales de transporte colectivo: Ecovía y Metrorrey. El sistema de transporte conocido con el nombre de Ecovía, está conformado por autobuses que circulan por carriles exclusivos dentro de un circuito de 30 km que recorre la ciudad de oriente a poniente a través de 39 estaciones intermedias, pasando por los municipios de Monterrey, San Nicolás de los Garza y Guadalupe, logrando reducir hasta en un 50 por ciento los tiempos de traslado de los usuarios. Por otro lado, el Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey, cuenta con una extensión de 33 km y a través de sus 32 estaciones comunica de norte a sur y de oriente a poniente a los municipios de Monterrey, Escobedo, San Nicolás y Guadalupe, y realiza el total de sus operaciones utilizando energía eléctrica generada por fuentes alternativas, utilizando el metano producido en el relleno sanitario de la ciudad, evitando la producción de gases efecto invernadero a la atmósfera.

Con el fin de ampliar su cobertura y beneficios, a partir del 10 de octubre de 2016 el TigreBus brinda el servicio de interconexión del campus de Ciudad Universitaria (municipio de San Nicolás) con: el campus Mederos (municipio de Monterrey, Nuevo León), el campus de Área Médica (municipio de Monterrey, Nuevo León) y el campus Ciencias Agropecuarias (municipio de General Escobedo, Nuevo León).

El punto de partida hacia los tres campus, es estacionamiento del Estadio Universitario ubicado a un costado de avenida Universidad, realizando un traslado directo, diariamente a las 6:20 horas, a cada uno de los campus.

Con este programa de transporte colectivo gratuito para los universitarios, la UANL muestra su compromiso por la sustentabilidad debido a que reduce tiempos y costos de traslado, se protege al ambiente y se hace uso adecuado de la energía y el espacio urbano.

El Área Metropolitana de Monterrey carece de una infraestructura vial adecuada que permita el uso de la bicicleta como medio de transporte de forma segura, aunado a las condiciones climáticas que poco favorecen el uso de este medio de transporte, por lo que en general es poco utilizado por la población. Actualmente la Facultad de Ciencias Biológicas ubicada en Ciudad Universitaria se encuentra operando un programa piloto de movilidad estudiantil utilizando bicicletas, el proyecto llamado Biobici inicio operaciones en agosto de 2016 y cuenta con dos estacionamientos techados que albergan un total de 70 bicicletas, las cuales son utilizadas para transportar a maestros y alumnos entre la unidad A y B de la facultad, evitando el uso de vehículos motorizados. Dentro de los requisitos para poder acceder al programa es asistir a un taller para aprender el uso correcto de la bicicleta, además de registrarse en un padrón de usuarios y utilizar este medio de transporte únicamente dentro de Ciudad Universitaria.

En caso de los campus de Linares y Sabinas Hidalgo, localizados en zonas rurales, presentan condiciones que permiten el uso de bicicleta como medio de transporte y se estima que diariamente un promedio de 150 estudiantes se transportan por este medio hacia estos campus.

Parque Vehicular

Por sus dimensiones, y el número de campus que la conforman, la UANL, tiene la necesidad de contar con vehículos para uso institucional que permitan el desplazamiento entre campus de personal académico, administrativo y alumnos.

Debido a lo anterior, actualmente se cuenta con 626 vehículos distribuidos entre 56 dependencias centrales y 26 facultades, los cuales son periódicamente sometidos a revisión mecánica con el fin de que funcionen en óptimas condiciones.

tabla2
Actualmente el número de vehículos automotores promedio que son utilizados por los miembros de la comunidad universitaria para trasladarse a los distintos campus universitarios, es de aproximadamente 8,600, lo que se considera un flujo vehicular muy bajo, considerando que a diario confluyen más de 190,000 personas en los distintos campus universitarios.

Por otra parte, se calcula que diariamente circulan alrededor de 50 motocicletas particulares en los campus universitarios, especialmente los que se encuentran localizados en zonas rurales.

Seguridad en campus

Una condición fundamental para facilitar la movilidad de la comunidad universitaria hacia los campus y dentro de los mismos, es la existencia de condiciones de seguridad, en este sentido la UANL, a través de la Dirección de Protección y Prevención Universitaria (DPyPU), estableció diversas estrategias que permiten garantizar condiciones de convencía y movilidad dentro de los espacios universitarios y en sus alrededores, como las que se mencionan a continuación:

Todas las instalaciones y edificios universitarios cuentan con servicio de seguridad y vigilancia las 24 horas, el 100% de corredores peatonales, calles y avenidas cuentan con iluminación artificial, en el 90% de las instalaciones universitarias existen cámaras de vigilancia y con el fin de aumentar los márgenes de seguridad, especialmente en zonas de movilidad peatonal se han instalado torres de emergencia que brindan servicio de atención inmediata en caso de emergencia; una estrategia de seguridad adicional implementada por la DPyPU en favor de la movilidad, fue establecer guardias en los diversos puentes peatonales que conectan con los accesos a las instalaciones universitarias, lo que permite a los peatones transitar de forma segura.

Dentro de los campus universitarios impera la cultura de que el derecho de paso en primer lugar lo tiene el peatón, seguido de los vehículos no motorizados (bicicletas) y en tercer lugar los vehículos automotores; sin embargo, existe personal de vigilancia que brindan asistencia a los peatones que cruzan calles y avenidas en áreas que cuentan con sistemas de reducción de velocidad (topes y boyas), además de vigilar que los vehículos respeten los señalamientos de tránsito y el límite de velocidad establecido (30 km). En caso de situaciones de accidentes o incidentes, tanto de personas como de vehículos, existen unidades de primera respuesta, llamas Protección Civil Universitaria.